La terraza de ‘El Brillante’.

El restaurante madrileño El Brillante está ubicado en la Plaza del Emperador Carlos V (Atocha) y dispone de 2 terrazas: una en la Plaza de Sánchez Bustillo, mirando al Museo Reina Sofía y otra mirando a la Estación de Atocha.

El Brillante es famoso por su bocadillo de calamares, con diferencia es el mejor bocadillo de calamares de Madrid, nada que ver con los calamares ‘chiclosos’ que nos colocan en la Plaza Mayor.

Los calamares son su producto estrella y destacan por encima de cualquier otra ración. Son tiernos, jugosos y con un chorro de limón… umm deliciosos.

Como era verano decidimos instalarnos en la terraza que da la sombra por la mañana en la Plaza de Sánchez Bustillo. Las sombrillas están acondicionadas con pulverizadores de agua, que se activan cada minuto ¡sensación de frescor al instante!, pero eran un poco engorro para “el momento postSketchCrawl” en el que nos enseñamos los dibujos, se nos rizaron los cuadernos y alguno que otro hasta el pelo.

Si tenéis ocasión no os perdáis estos calamares típicos madrileños (aunque no sé porqué si en Madrid el mar ni lo olemos).

Gourmetsketchers en la terraza del Brillante